Zayn está teniendo sexo.

Zayn está culiando y quiere que todos lo sepamos.

Cuando abandonó One Direction fue con la promesa de ser un poco más él mismo, y al parecer es un niño horny que se quería dejar barba y nada más. Canta de cosas que no creo que le hayan pasado todavía, alargando las vocales y gimiendo de dolor??
Son 18 canciones en la edición deluxe, y en la tercera ya estoy cansada del falsetto. Es un arma de doble filo el falsetto, es bueno recordar que ningún exceso es bueno (excepto con las drogas), y sin las cuatro otras voces sincopadas de sus ex-compañeros, cansa.

El single It’s You, o como la escribe Zayn iT’s YoU, es de hecho una de las que más destaca en el disco

En Mind of Mine, Zayn propone canciones tipo Frank Ocean, Miguel, pero principalmente se cree The Weeknd. Es un poco aburrido, porque esos artistas tienen sonidos muy característicos, es fácil reconocer dónde se inspiraron esas inflexiones al cantar, la voz fantasma adolorida, los coros r&b, el órgano dramático, el sonido electrónico oscuro que hace referencia al synth-pop de los 80s. La mano de Malay, productor de Frank Ocean, se nota. Quiso hacer exactamente lo mismo que hizo en Channel ORANGE.

Al parecer en la industria del pop masivo hay dos opciones: el nuevo R&B o la balada melosa tipo Coldplay. Como la segunda opción es la que se quedaron los de One Direction, Zayn tomó la otra. No le sale mal, pero todavía le hace falta experiencia de vida para desarrollar su propio estilo y diferenciarse de los gallos con los que quiere competir.

Hasta la portada de su disco recuerda a alguien más
Hasta la portada de su disco recuerda a alguien más

Hoy en día, cuando los artistas pop están mostrando más auto-consciencia en su música, es difícil tragar canciones que tienen el estilo y la estructura sensual del R&B contemporáneo, pero sin la letra honesta de quienes lideran el movimiento.

Cada una de sus canciones recuerda a alguien más, pero no de una forma en la que diga “qué bacán, es como The Weeknd”, sino que es como “qué penca, quería ser como The Weeknd pero no le salió”. No está interpretándolo de una forma en la que nos entregue algo nuevo, está replicando fórmulas a ver si alguna le resulta. También me vienen a la mente Chris Brown, Pharrell, hasta Paul McCartney. Quizás el disco en sí es un buen registro del tipo de música a la que se aspira actualmente, cuáles son las referencias más importantes de la música en el 2016, si el disco de Zayn nos sirve de algo, es como modelo.

Y como las boy band existen para que las adolescentes proyecten sus deseos y fantasías en ellos —fantasías que van desde soñar que son su pareja (yo he soñado dos veces con Niall, no sé por qué mi subconsciente está obsesionado con el más rosadito de todos, ni siquiera soy adolescente), a involucrarlos en líos amorosos entre ellos en fanfics—, Zayn todavía parece no ser capaz de separarse de sus ganas de complacer al público. A mi me gusta The Weeknd, quizás por eso mi canción favorita de Mind of Mine es LIKE I WOULD. Si te gusta Pharell, te va a gustar tRuTh (¿y por qué escribió todas las canciones aSí cOmo HxC del 2005?). Los fans de John Legend tal vez disfruten de BLUE.

Aun así le tengo fe. Y no porque sea Directioner, si no porque hay algunas canciones y pedazos que elevan esperanza respecto a sus siguientes pasos. INTERMISSION: floWer por ejemplo, es un track muy interesante, está cantada en urdu, la lengua oficial de Pakistán. Lamentablemente dura un poco menos de dos minutos. Considerando la situación política de quienes profesan la religión musulmana y descendientes musulmanes en Europa, la islamofobia a la que se han enfrentado, es un gesto noble (y más romántico que su video con Gigi Hadid) agregar este interludio en el idioma de su padre.

Robbie Williams abandonó Take That en 1995. A fines de 1997 lanzó el single Angels, canción que consolidó su carrera como solista. Pero para eso antes tuvo que pasarla mal, o muy bien. Jalar, inhalar, fumar, tomar de todo y tirarse lo que viniera. Hay algo budista en eso de encontrar la inspiración durante la rehabilitación que viene luego de una desenfrenada ingestión de narcóticos y sexo con trabajadoras sexuales. Zayn no es comparable con Justin Timberlake porque no baila, es otra categoría, están los solistas de boyband que bailan y los que no bailan. Zayn, si no bailas, tienes que sacarte un tema tipo Feel, es la ley del pop. Voy a estar esperando.

Say Something