No es fácil partir por el principio, pensemos en un prólogo que parta por el final, o más bien por las cenizas, así es la presentación de “Manual para Robar en el Supermercado” de Daniel Hidalgo, Hueders 2016.

Narra una historia con sabor a baltica y vino barato, olor a porro y desadaptados que intentan seguir las normas del primer año de universidad en una carrera poco prometedora. Plasma un Valparaíso no apto para turistas.

Manuel es un romántico en todo su esplendor, fanático de los cómics y Weezer, se enamora de Lucy, mientras escapan de los pacos y las bombas lacrimógenas tras una marcha universitaria que exige las mismas cosas de siempre.

Una relación intensa. Marcas de cortes con gillette, heridas que derraman sangre juvenil y dejan cicatrices como las del primer amor.

El autor musicalizó la historia con un playlist noventero digno de escuchar en discman y no en spotify, para desempolvar los cds con las cajas rotas de estos personajes, que todavía no tiene celulares y se dicen: Nos vemos, ¡llámame!

8b7061cc-64f5-4aca-b8e3-e68ae9c7ba49

En la casa okupa llena de pulgas donde vive Lucy, se respira esa utopía de “estar fuera del sistema” desde aquí se escriben  anécdotas, datos melómanos y se sacan sonrisas con el sarcasmo pesimista de la nueva democracia.

Difícil de entender para quienes nunca han ido a comprar pitos a una pobla, se encontraron con los pacos y de paso se lo cagaron con la plata ahi mismo.

Un idioma desconocido para los que se quedan con la imagen del puerto cultural, “tchoro”, el Valparaíso “Patrimonio de la humanidad” pintoresco, dibujado para los turistas. Este es el Valpo que conocemos todos, con olor a pichí, hamburguesas de soya y jipispunk macheteros.

e69fab1c-62fe-452d-82cc-1d82caf7e9cd
Daniel Hidalgo (Valparaíso, 1983) es autor del libro de relatos Canciones punk para señoritas autodestructivas (2011, Premio Mejor Obra Literaria 2012 del Consejo de la Cultura y las Artes) y de la novela breve Barrio Miseria 221 (2007).

Si esperaban un manual para robar, lo siento, esos son conocimientos adquiridos con experiencia en terreno. Lo que sí les puedo asegurar, es que hay : humor, canciones y amor para todos.

Regalamos una copia de “Manual para robar en el supermercado” entre todos los que compartan este post y además se hagan fan de Kohl en Facebook.

Mucho más fácil que ir a robarlo a una librería.

Say Something