Desde que puse un pie en LA que quise armar este post, y eso fue hace casi dos meses ya, un post dedicado para mi persona, para los otros “Maxis” que están dando vuelta en internet, para los marihuaneros de habla hispana o para cualquier entusiasta capaz de googlear “como conseguir pitos en california”(sic): una guía para todos los anteriores.

Voy a partir con un spoiler: conseguir marihuana siendo turista en LA es fácil (quizás demasiado), la clave es tener perso y estar dispuesto a gastar la plata que tienes para comer en drogas.

☺️

A post shared by Max (@estoesmax) on

Cuando buscas en internet información sobre cómo conseguir algún ticket o pase te das cuenta que los gringos se lo toman enserio: logos de gobierno por todos lados, firmas de doctores, timbres de validación etc…

La verdad Chile es parecido a EEUU, si sabes dónde ir y tienes la plata puedes hacer lo que quieras

En California la ley es clara, los weedshops o cualquier empresa que haga delivery (¡hueón! Te van a dejar la weed a la puerta de tu casa) solo le pueden vender a pacientes. Esto quiere decir, gente con un papel firmado ante un doctor o con una tarjeta que te acredita como paciente y por lo tanto facultado para comprar marihuana.

yeah... sure 100% for only medical use
yeah… sure 100% for only medical use

Lo bueno de todo esto, es que conseguir una “weed card” es super fácil ya que los gringos tienen un negocio montado sobre las “licencias de marihuana”.
Me explico: por todo LA, San Francisco o Oakland existen doctores dedicados a entregarte la weed card.

Algunos por supuesto son más exigentes que otros, mientras te vas alejando de la zona turística de la ciudad empiezan solo a venderle a residentes locales, pero al que fui yo y recomiendo personalmente, me dieron una tarjeta con 20% de descuento para usar en un growshop amigo, convenientemente ubicado a un par de cuadras.

La clave es armar tu propia mentira, todo fue más o menos así:

  1. Entré, hice la fila, miré las fotos autografiadas de James Bond, y dije: “Hola, vengo a una consulta con el médico para sacar mi tarjeta de paciente”.
  2. Después te hacen pasar a un box donde un doctor te empezara a hacer preguntas. Mi historia fue como “soy Max, llegué hace un mes a California a trabajar en una start-up, sufro de la espalda y me cuesta mucho dormir. Aún no tengo mi ID de California por que llegue hace muy poco, pero tengo mi pasaporte y visa x tantos años”.
  3. El doctor te preguntas si eres alérgico, si tomas alguna medicina y llenas un formulario con información médica básica.
  4. Pagas la consulta, la tarjeta y te conviertes oficialmente en un paciente.

Te vas a gastar alrededor de 80 dólares en todo, he ahí el negocio. La tarjeta sale como 30 dólares, la consulta y la firma del doc como 40 más y lo demás son impuestos y fees gringos.

Ya con la tarjeta todo es fácil. Eso sí, como eres nuevo vas a tener que registrarte siempre al entrar a una tienda de marihuanas, mostrar documentos y todas esas cosas. Como la weed aún no es legal para su uso “recreacional” en California, cada growshop busca cuidar sus apariencias, que se vea legal y serio.

De los weedshop que fui y probé, estas son mis recomendadas, de acuerdo a los siguientes criterios:

  1. Amigables para turistas (la mayoría de las tiendas sólo te venden con ID de California)
  2. Precio / Calidad / Oferta

Dónde sacar la tarjeta:

Medical Marijuana Card Doctors Hollywood Easy Clinic


 

Black Rose Collective

Este por lejos es el mejor. Es super turista-friendly, el precio está bueno y su bar tiene cientos de cogollos, por si eres un catador amateur y andas buscando “blue dream”, “green crack” y todas esas weed con nombres raros.

Además a los que van por primera vez les dan un 1 gramo gratis.


Barbary Coast Dispensary

Ubicada en pleno centro de San francisco, la gracia de este shop son sus productos “The baykery” una marca de comestibles que se dedica a vender queques, snacks, brownies, aceites, etc. Todo super rico, orgánico y marihuano.

El postre

A post shared by Max (@estoesmax) on


greendoorwest.com

Si estas en Los Ángeles y no tienes ganas de salir (porque eres una mierda y estás con caña) lo mejor es pedir weed por delivery a greendoorwest. Es super simple registrarse y en menos de 40 minutos llegan a la puerta de tu casa con el pedido.

Jars

El packaging es super bonito y la primera vez que pedí me regalaron un set de encendedores y papelillos.

Otra cosa que puedes ocupar estando en California, es Leafly. Una web/app que funciona como un wikipedia para las cepas de marihuana y además como mapa para encontrar dispensadores cerca tuyo.

crop

Es por lejos la mejor opción para “cotizar” entre diferentes cepas y dispensadores.

Finalmente, cuando estuvimos en Morro Bay, que viene a ser como un Árica de Los Ángeles, nos encontramos con una maravilla de la prensa local. Una especie de dato avisos donde se anuncian todos los proveedores locales de medical marijuana. En cualquier farmacia, almacén pueden encontrar uno.

 

Say Something