Hace rato ya que la tendencia espiritual es ser ateo y está bien, porque si hay algo que amo es criticar. Lo que no está bien, es el culto a la personalidad que se ha desarrollado en torno a estrellas del ateísmo como Richard Dawkins, sus fans irónicamente eximiéndolo de la crítica. Muchos tienden a pensar que ser ateo es una especie de purificación mágica que te vuelve menos sexista, clasista, homófobo, fanático, etcétera, pero Dawkins es un claro ejemplo de que esto no se cumple.

anigif_enhanced-buzz-30271-1372080410-7

Criticar una cosa, como Dawkins lo hace con la religión desde un punto de vista científico, no te vuelve automáticamente crítico de todo el resto del sistema en donde tantos tipos de discriminaciones se intersectan y entrelazan. Para que esto se cumpliera, la religión tendría que ser la única culpable de estas discriminaciones ¿pero cómo se explica que Dawkins caiga en tantas de ellas?

Gracias al ego de Dawkins, que lo incentiva a vomitar sus opiniones poco pensadas por Tuiter, en Internet hay bastante evidencia de su intolerancia y falta de autoconciencia sobre su posición en la sociedad.
Dawkins nació en Kenya en 1941, lo que inmediatamente grita colonización. En los 50s, Inglaterra estableció campos de concentración, donde torturaron a más de 5000 personas. Sin embargo, una infancia llena de privilegios sirve de burbuja: en su autobiografía, Dawkins habla con nostalgia de tomar té en el patio de su casa, siendo atendido por sus “leales” sirvientes. Dónde está la crítica racional a:
El imperio británico y la colonización que permitió su infancia lujosa.
El estereotipo clasista del sirviente leal en una nación plagada de pobreza.

Si bien no lo estoy culpando de haber participado en estos crímenes (era un niño), sí me llama la atención que Dawkins no haya tenido interés alguno en la historia, costumbres o cultura del país donde tiene recuerdos que tanto le agradan. Esta tendencia de entender el mundo puramente desde su burbuja, también se nota en su entendimiento sobre el mundo islámico:


Dawkins siempre ha caracterizado el conocimiento como equivalente a superioridad y aquí está insinuando que la baja cantidad de premios demuestra la inferioridad del pueblo musulmán. Nuevamente, ignora el contexto. Por un lado, el premio Nobel fue creado por un hombre blanco y es decidido por hombres blancos. Históricamente, los hombres blancos han sido mucho más premiados, pero se sabe que es una estupidez enorme deducir que las mujeres somos intelectualmente menos capaces, por ejemplo.
Por otra parte, no se pueden ignorar las décadas de conflicto en los países musulmanes que dificultan el acceso a la educación, junto con el rol de países occidentales en fomentar esta violencia, proveer armas y hasta encubrir pedofilia, lo cual genera un ambiente un poco árido para que germine la semilla del premio Nobel.

Siguiendo esta línea de pensamiento, de no estar ni ahí con el contexto musulmán, Dawkins se aprovecha de sufrimiento ajeno para beneficio propio. En particular, una mujer dijo que se sintió incómoda con un tipo jotéandola en un ascensor y Dawkins escribió una carta irónica que decía “las feministas se dan color, solo las mujeres musulmanas sufren misoginia de verdad”.

Richard-Dawkins-620x362

Ricardo, la misoginia, como el racismo, y la etnofobia, tiene múltiples matices y muchas voces que la denuncian alrededor del mundo. Tú deberías entender esto, con tu noble lucha multimedia en contra de todas las religiones, pero especialmente la musulmana, ah y además en contra de las mujeres también.
En la época de Internet, no hay excusas para estar desinformado, especialmente cuando tu ingreso viene de hablar de estos temas. ¡Es tu pega estar informado y tener pensamiento crítico, Ricardo! Si tu postura es tan lógica, ¿por qué suenas tanto a ideología conservadora pro-violencia y anti-DDHH?, ¿la guerra no es irracional?.
No tiene sentido ~racional ~ la idea de abolir el fanatismo religioso en pos de un ateísmo auto-referente y sin auto-crítica, especialmente cuando te has dedicado a escribir en contra de estas características del mundo religioso. Además, a mí me daría vergüenza venerar a alguien con un ego tan grotesco, que ni siquiera tiene sentido de humor.

Un besito, Ricardo.

Say Something