Desde 1978 -año en que la co-producción japonesa-estadounidense estrenó el dibujo animado de Godzilla amparado por Hanna-Barbera- que este lagarto mutante vive en la ignominia. Sucede que esa serie dio a conocer, sin mucho detalle, por cierto, a su hijo Godzuki. Decimos hijo a falta de un término mejor, aunque en todo caso, si fuera su clon o simplemente otro miembro de la especie, ello no haría diferencia (conociendo la ley de los dibujos animados, probablemente sea su sobrino, en fin). Podemos ver que Godzuki tiene algunas capacidades diferentes a las de su padre, como volar, aunque no muy grácilmente, como nos deja claro la intro del programa:

Y como es de esperarse, muchos dirán que Godzuki surge como el clásico sidekick humorístico del protagonista, y no se equivocan, pues acompaña al étnicamente diverso equipo de científicos y cabros chicos que protagonizan la serie.

¡una mujer! ¡un negro! ¡qué serie más innovadora!
¡una mujer! ¡un negro! ¡qué serie más innovadora!

El rol de Godzuki no es menor, porque además de implicar una cercanía entre la humanidad y la monstruosa especie de lagartos de la cual él y Godzilla forman parte, también es capaz de invocar a su padre en los momentos críticos. Pero, hey, su padre no está particularmente orgulloso de él.

"¡Godzuki, sólo traes deshonor a la familia!" (Y ya sabemos cómo son los japoneses con eso del honor)
“¡Godzuki, sólo traes deshonor a la familia!” (Y ya sabemos cómo son los japoneses con eso del honor)

Salta a la vista que Godzuki tiene una personalidad totalmente distinta a Godzilla: es tierno, empático, gracioso y no teme expresar sus sentimientos, cuestionando el rol histórico de su raza como criaturas salvajes y destructivas. A consecuencia de ello Godzilla no está satisfecho, su enojo sólo traerá más violencia y devastación, tanto así como para convertir en cenizas su propio nombre.

Desde una perspectiva psicotrópica, nos atrevemos a afirmar que Godzuki es todo lo que su padre odia y más aún, echándolo de la isla de los monstruos hasta que adquiera algo de masculinidad en el mundo real. Triste destino para un tierno personaje, pero Godzilla no aceptará jamás a un hijo incapaz de concebir la violencia como su móvil primario.

De este modo, nuestro héroe Godzuki reniega de su familia y se va a vivir a California en los años ochenta, donde fue contratado para una serie infanto-juvenil sobre un dinosaurio aventurero y rockero, que lamentablemente no tuvo demasiado éxito.

En los ojos de Godzuki podemos ver que se esconde el dolor y la amargura de una cruel historia familiar.
En los ojos de Godzuki podemos ver que se esconde el dolor y la amargura de una cruel historia familiar.

Después de eso no supimos más de Godzuki, aunque dicen que hizo de extra en Pie Pequeño VIII y en Jurassic Park III. Por suerte los años 90 traerían libertad y relajo en las formas de vida, ampliando el espectro de dinosaurios y criaturas con diversas tendencias y orientaciones sexuales. Godzuki, donde quiera que estés, el mundo ya está preparado para tu existencia, ¡te estamos esperando!

Say Something